A&J: una boda de paniculata

Ana y Jesús se casaron un luminoso día a primeros de abril. Hace unos meses os enseñábamos el ramo de novia de Ana, en colores pastel y de un estilo sencillo y algo informal.

En este caso fue el novio el encargado de gran parte de la decoración de la boda. Quería una decoración sencilla pero elegante, en la que los colores principales serían el blanco y el negro.

Unos ramilletes de paniculata decoraban las puertas del coche de la novia.

La flor elegida para toda la decoración fue la paniculata, que combinamos con gladiolos y alstroemerias para decorar la iglesia en la que celebraron la boda.

Los centros del banquete estaban formados por una vela rodeada de una nube de paniculata, de un aspecto etéreo y delicado.

Los novios prepararon personalmente algunos detalles, como los meseros con nombres de árboles.

En este caso, menos es más: con la elección de la paniculata como protagonista el resultado es limpio, elegante y minimalista.

Parte de las fotografías son de Sol González-Llanos.