Una boda súper: M&G

La boda de María y Gonzalo fue una boda tan personal, divertida y especial, que no nos podemos resistir a compartirla con vosotros.

María nos conoció en la edición navideña de Nómada Market y se puso en contacto con nosotras una semana antes de la boda para encargarnos su ramo de novia, tal y cómo os contamos anteriormente en “el ramo de María”.

Los novios se encargaron personalmente de preparar todos los detalles de la boda, y no se olvidaron de ninguno. El catering se lo encargaron a los chicos de Motha y no dudamos que estaba todo riquísimo. ¿Y qué decir de la tarta? ¡Preciosa! Viendo las fantásticas fotos de Marcos Sánchez estamos seguras de que fue un día inolvidable.

Todas las fotografías son de Marcos Sánchez.

María y Gonzalo, muchas gracias por vuestra confianza y vuestro apoyo, y por compartir con nosotras un día tan especial.

Si queréis conocer todos los detalles de esta boda única y original, no dejéis de visitar el blog de María, María…de Noche.

Coronitas de flores para novias

Las diademas y coronas de flores para novias pisan fuerte este año, una tendencia que ya se dejaba ver el año pasado, pero que cada vez toma más protagonismo.

Nuestras preferidas son las coronitas que están hechas con flores frescas o con flores liofilizadas (o preservadas), tienen un aspecto muy natural y quedan bien a todo el mundo.

Fotografía: Ana Verano

Fotografía: Ana Verano

Muchas novias deciden cambiar el tradicional velo por una corona de flores durante la fiesta, consiguiendo así un aspecto más desenfadado.

El verano es el momento ideal para lucir una de estas creaciones, sobre todo en bodas al aire libre.

Para las menos atrevidas, en lugar de una coronita o una diadema, pueden colocarse una media coronita o un tocado de flores en la parte de detrás, o un pequeño prendido, una manera discreta de llevar flores en el pelo.

Pero las coronitas y diademas de flores no son de uso exclusivo de las novias, ¡también las invitadas pueden lucirlas y dar a su look un toque de frescura!

Fotografía: Ana Verano

Fotografía: Ana Verano

Y tú ¿te atreves? Ponte una coronita de flores y te sorprenderás de lo bien que sientan.

El ramo de Elena

Elena, una de nuestras “novias molonas”, a la que conocimos en la reunión de ramos de novia de “Mi Boda Rocks”, se casó el pasado mes de junio. Nos contó que iba a ser una novia con zapatos rojos, por lo que  que su ramo también sería de ese color.

Prendidos para el novio y el padrino a juego con el ramo de novia

Como Elena es muy dulce, no le pegaba un ramo de novia sólo con flores rojas, por lo que decidió que el ramo fuera de flores blancas pero añadiendo algún detalle del mismo color que sus zapatos.

Y así diseñamos su ramo. Un ramo redondo con una base de claveles y crisantemos entre los que destacaban las rosas pitiminí en tonos rojos. Y una lazada roja en la empuñadura que realzaba las flores.

Para darle un toque original, a Elena le gustó mucho la idea de incorporar una plantita crasa, una echeveria.
Además también nos encargó cuatro réplicas de su ramo de novia para regalar a sus cuatro amigas.
Gracias por contar con nosotras, ha sido un placer trabajar contigo Elena.

Crónica del Primer Día del Ramo Solitario

Anteriormente os hablamos de la Primera convocatoria internacional del Ramo Solitario. Cuando conocimos la propuesta de Emily nos pareció tan maravillosa que decidimos que teníamos que formar parte de ella. Así que el domingo 30 de junio preparamos siete pequeños ramos y fuimos a repartirlos por Madrid para celebrar el Primer Día del Ramo Solitario (First International Lonely Bouquet Day).

Decidimos dejarlos en zonas del centro donde esperábamos encontrar mucha gente, para que fueran rápidamente adoptados.

¿Dónde habrán acabado estos ramos?

Esta señora estuvo un rato mirando el ramo pero ¡al final no se lo llevó! ¿Cómo pudo resistirse?

Los ramos despertaban mucha curiosidad y la gente se acercaba a verlos y a leer la tarjeta, ¡pero no se atrevían a llevárselos!
No pudimos quedarnos mucho tiempo a esperar si finalmente alguien se los llevaba, pero tres de ellos fueron rápidamente adoptados y nos fuimos satisfechas de saber que habíamos logrado el objetivo.

Este ramo tuvo muchos admiradores y en cinco minutos se lo llevó una chica. ¿Quién habrá sido?

Esa misma tarde dos personas nos escribieron contándonos que se habían llevado uno de nuestros ramos a su casa. ¡Muchas gracias Maite y Antonio por vuestras palabras! ¡Estamos muy contentas!

Estos son los ramos que adoptaron Antonio y Maite. ¡Muchas gracias!

Cientos de ramos fueron repartidos por todo el mundo, llevando sonrisas a muchas personas. Emily ha creado un mapa de Ramos Solitarios donde podéis conocer todas las historias. También en la página de facebook todos los participantes han ido contando sus experiencias.

¡Emily y sus amigos repartieron más de 50 Lonely Bouquets! Fue una gran fiesta.

Gente feliz con sus ramos adoptados. ¡Qué fácil es hacer sonreír!

Lonely bouquets all around the world!

La convocatoria ha sido todo un éxito y ya se ha convocado el Día del Ramo Solitario para el 2014.
¡Lo apuntamos en la agenda!

Os presentamos el Primer Día (inter)Nacional del Ramo Solitario

Siempre estamos buscando ideas para compartir con los demás nuestro amor por las flores. Creemos que las plantas son importantes para nosotros y nos ayudan a hacer nuestra vida más feliz.

En estos días grises en los que es difícil animarse, hemos encontrado la manera de compartir y transmitir algo de alegría a la gente que nos rodea a través de nuestras flores. Gracias a una fantástica idea de Emily, de Fleuropean

Ella fue la creadora del “Ramo Solitario”. Desde su jardín en Bélgica ha repartido ramos por varias ciudades, alegrando el día de muchas personas anónimas gracias a sus flores. Junto al ramo deja una nota que dice:
Además ha sido la precursora del “Primer Día (inter)Nacional del Ramo Solitario”. Emily nos cuenta cómo surgió esta idea:

¡Hola amigos de las flores! Soy Emily, fundadora de Fleuropean y amante de las flores. Durante los últimos dos años he cultivado mi propio jardín al que he ido añadiendo cantidad de plantas, bulbos y semillas… tantas que rápidamente sobrepasé mi idea inicial de cultivar suficientes plantas para decorar mi casa y llenarla de flores. Observar las flores abrirse poco a poco me hace sonreír, así que se me ocurrió la idea de compartirlo y entregar pequeños regalos de mi jardín. Después de todo, ¿hay algo mejor que hacer sonreír a los demás? Barajé diferentes opciones pero ninguna acababa de convencerme, ¡hasta que una mañana desperté con la idea del Ramo Solitario!
Desde entonces he dejado ramos de flores en rincones de diferentes ciudades para que ciudadanos anónimos los encontraran y se los llevaran a casa. Compartir algo que amas con desconocidos es una de las experiencias más increíbles. Hacer que alguien sonría con sorpresa cuando tropieza con un ramo que parece hecho para ellos… ¡nada supera eso! Una pequeña y sencilla acción puede  tener un efecto de largo alcance.

El domingo 30 de junio, estaré coordinando el Primer Día (inter)Nacional del Ramo Solitario. La idea básica es animar a los amantes de las flores y aficionados a la jardinería de todo el mundo a participar con un poco de filantropía floral. Yo organizaré una recogida en mi jardín para después salir a repartir los ramos que realicemos… ¿a lo mejor tú quieres reunir un pequeño grupo en tu ciudad? O si prefieres trabajar solo, ¡fantástico! Yo os daré algún consejo (aunque el concepto es muy simple), una plantilla para la etiqueta “llévame”, y un foro en facebook donde podéis compartir vuestra experiencia y fotografías con nosotros. Estoy segura que te emocionarás al descubrir que repartir un poco de amor por las flores te aportará alegría y afecto… ¡y también hará felices a algunos vecinos!

Haz sonreír a un desconocido…
¡Únete a nosotros en el Primer Día (inter)Nacional del Ramo Solitario el 30 de junio!

Os dejamos imágenes de algunos de sus ramos y de los confiados ciudadanos que los encuentran y se los llevan a su casa.

Ramos solitarios esperando que alguien los adopte y les de un hogar…

Personas anónimas con una sonrisa en la cara tras encontrar uno de los ramos solitarios…

(Todas las imágenes son propiedad de Fleuropean).

La idea básica del “Ramo Solitario” es muy sencilla:
1) Recoge varias flores y ramas de tu jardín o del campo.
2) Haz con ellas un pequeño ramo de tu gusto. No hace falta que sea muy elaborado, lo importante es la intención.
3) Coloca el ramo en un frasco de cristal reciclado, y añade agua.
4) Ata al frasco la etiqueta “llévame”.
5) Deja el ramo en un lugar de tu ciudad donde alguien anónimo pueda encontrarlo.

¡Y voila! Acabas de entregar un ramo hecho por ti que sin duda hará sonreír a un desconocido.
¿Tienes un jardín lleno de flores? ¿Conoces a alguien que lo tenga? ¿Quieres ayudarnos a hacer feliz a la gente? ¡Tu puedes! Participa en esta pequeña aventura, disfruta con las flores y sonríe de oreja a oreja sorprendiendo a extraños con flores de tu jardín. 

¡Nosotras no nos lo perdemos! Únete el próximo 30 de junio al “Primer Día (inter)Nacional del Ramo Solitario” y ¡ayúdanos a hacer de este mundo un lugar mejor, flor a flor!

Escríbenos a info@arbolande.es y comparte con nosotras tu experiencia.

Editado: Visita la página del movimiento “The Lonely Bouquet” o su facebook para conocer más acerca de esta maravillosa iniciativa.