Un ramo de novia campestre: el ramo de Clara

Poco a poco vamos recibiendo fotos de las novias Arbolande de este año.
¡Qué ganas teníamos de enseñaros fotos de esta boda! Somos muy afortunadas porque, además de trabajar en algo que nos apasiona, tenemos la suerte de tener unas novias encantadoras.

Clara es una de ellas, una chica dulce, guapa y simpaquitísima. Tenía una idea totalmente clara (para hacer honor a su nombre ;)) de cómo quería que fuera su imagen de novia y eso nos ayudó mucho a asesorarla.

Se casó en Caleruega (Burgos), en el Convento de Santo Domingo, un lugar con un gran vínculo para ella.

Llevó un maravilloso vestido de Laura Monge que le sentaba como un guante, con aplicaciones en los hombros y la cintura.

Como el vestido de novia de Clara tenía encajes en color dorado antiguo, los tonos tostados le iban genial al conjunto. Como complemento a su vestido, diseñamos un tocado con flores preservadas para llevar sobre el velo, de hortensias color teja y blancas, y con toques dorados y lavandas.

Clara quería un ramo de novia diferente, asilvestrado, romántico, y de marcado estilo campestre. Por eso, usamos varios tipos de espigas, lavandas, lino, limonium, craspedias… que nos traen recuerdos de paseos por el campo en días de sol. Y el puntito de frescura lo dieron los lisianthus, unos preciosos claveles mini y el eucalipto.

Hasta el último detalle es importante: un ramo así queda ideal con un sencillo atado de arpillera y cuerda.

Mil gracias por compartir con nosotras toda las emociones de ese día a través de las maravillosas fotografías de César Jacob. ¡¡Estáis guapísimos!!

Editorial Romantic Bride: el “making of”

En uno de nuestros últimos posts os mostramos la editorial que hizo Sara Frost para Tendencias de Bodas, en  la que colaboramos. Preciosas imágenes ¿verdad? 
Pues para aquellos que les pique la curiosidad y se pregunten qué hay detrás de las cámaras, aquí va parte del making of de esa sesión.
Después de hablar con Sara y que nos contara un poco la atmósfera que quería conseguir en la editorial, preparamos varios ramos de novia que podían encajar a la perfección con esa novia romántica que buscaba. Así que llenamos el maletero de flores y nos pusimos en marcha.
Nuestro equipaje.
Las coronas de flores frescas para novia que usamos en la sesión de fotos las terminamos de preparar en el lugar elegido para las localizaciones. Así nos aseguramos de que las flores estuvieran perfectas.
Una vez metidos en faena, tocó echar una mano en lo que hiciera falta, que pronto vimos que no era poco: ayudar a la modelo a vestirse, colocar el reflector, tener la manta a mano para que la modelo no pasara frío (la sesión la realizamos en el campo en pleno mes de enero), estar pendientes de que los vestidos y complementos estuvieran en su sitio…
Sarah Miller, con las manos en la masa haciendo de ayudante de la fotógrafa.
Detrás de la cámara, estábamos todo el grupo alrededor para que todo saliera perfecto (jajaja, la sonrisa la teníamos congelada del frío que hacía, ¡que el sol no os engañe!).
Pudimos conocer de primera mano que el trabajo de modelo no es tan bonito como parece. En pleno mes de enero las tocó cambiarse al aire libre, aguantar frío, viento, barro… y ellas posando como unas campeonas. Las pobres estaban tiritando, pero en cuanto Sara empezaba a disparar, ¡parecía que estaban en pleno mes de mayo!
Atención al momento “si es foto de arriba, me dejo el albornoz a medias” 😉
Seriedad en el trabajo, y ¡buen rollo en los descansos!
El equipo, falta Alicia, que hacía la foto 😉

Nos lo pasamos genial, y con ganas de repetir. Es todo un placer poder trabajar con grandes profesionales y que, además, son unas bellísimas personas. ¿Qué más se puede pedir?

Fotografía: Sara Frost / Estilismo: José Zambrano / Modelos: YanaAlba Lagarto, Marta Kornelski 
Maquillaje y Peluquería: Sara Lee, Sarah Miller  
Vestidos de novia: Just One FitColour NudeOtaduyBeba’s Closet / Zapatos: Lodi / Úrsula Mascaró
Tocado vintage: Bibiana La Lía / Tocado metálico: Lia Terni 
 Ramos de novia y coronas de flores: Arbolande

Editorial “Romantic Bride” para Tendencias de Bodas

Hemos estado tan liadas que, aunque lo comentamos en su día en las redes sociales, hasta hoy no habíamos hecho un post sobre la editorial “Romantic Bride”, publicada en el magazine digital Tendencias de Bodas, en la que colaboramos.
Inspirándonos en un título como ese, quisimos que nuestros ramos de novia y flores fueran muy románticos, pero también que tuvieran un toque silvestre y desestructurado, con gran riqueza de texturas, una tendencia que viene pegando fuerte desde los países anglosajones.

El color azul, ¡el más buscado por muchas novias! Nuestra propuesta para la editorial fue un ramo de novia de hortensias azules y viburnum con bayas silvestres.

En el siguiente estilismo, decidimos sustituir el ramo de novia por una coronita de flores frescas súper romántica, que hicimos con lisianthus, astrantias y viburnum, y con una preciosa rosa de jardín blanca como protagonista.

La espalda este vestido era espectacular, un foco de atención de todas las miradas. Por eso, un pequeño bouquet silvestre de peonías y lilas era suficiente.
Podéis ver el reportaje completo en el número 7 de Tendencias de Bodas (de la página 100 a la 113).  
      
Fotografía: Sara Frost / Estilismo: José Zambrano / Modelos: Yana, Alba Lagarto  
Maquillaje y Peluquería: Sara Lee, Sarah Miller  
Vestidos de novia: Just One FitColour NudeOtaduyBeba’s Closet / Zapatos: Lodi / Úrsula Mascaró
Tocado vintage: Bibiana La Lía / Tocado metálico: Lia Terni 
 Ramos de novia y coronas de flores: Arbolande

Coronitas de flores para niñas

¿Qué niña no quiere ponerse flores en el pelo? Marta no lo ha dudado y ha sido nuestra modelo para la colección de coronitas de comunión y bodas Arbolande.

Para una boda, para su comunión o incluso su cumpleaños, siempre podemos encontrar una ocasión ideal para lucir uno nuestros diseños. Sencillos, coloridos y fáciles de poner, harán las delicias de cualquier niña.

¡Qué guapa estaba Marta con flores en el pelo!

Nos encanta hacer coronitas, con mucho mimo y cariño. Utilizamos flores naturales preservadas porque tienen una textura y un acabado delicado y de gran belleza que sólo la flor natural tiene. Con un poquito de cuidado te durarán en perfecto estado años.

¿Quieres una de estas coronitas? Ya puedes encontrarlas en la tienda online de Arbolande.

Todas nuestros tocados de flores están hechos a medida. Cuéntanos qué idea tienes y diseñaremos uno exclusivo para tí idóneo para lo que buscas ¡tenemos muchos colores para combinar!
Escríbenos a info@arbolande.es

Bueno, os tenemos que confesar una cosa…  nosotras aprovechamos la más mínima ocasión ¡para ponernos flores en el pelo!

El ramo de novia de Esther

Hace mucho que no enseñamos los ramos de nuestras novias, así que hoy empezamos con el de Esther, que se casó a finales del mes de marzo.
Esther no iba a llevar un vestido de novia tradicional, así que buscaba también un ramo más personal y con un punto de sofisticación. En cuanto le enseñamos las rosas de pitiminí “Splash Sensation”, se enamoró de ellas, ¡y no nos extraña! Con ese tono rosa viejo es una de las favoritas de las novias.

Como su vestido era de una tela con matices dorados, le sugerimos incluir en su ramo de novia, brunia y eucalipto también en ese tono para conseguir darle el toque diferente que ella buscaba. ¡Además este año los detalles metálicos son tendencia!

Para cubrir la empuñadura, utilizamos parte del encaje rústico que llevaba su vestido. Siempre preguntamos a las novias si pueden conseguir algún retal de la tela de su vestido con el que poder cubrir los tallos de las flores. Es un detalle que nos gusta mucho para terminar de vestir el ramo.

Y como no podían faltar, los prendidos para el novio y el padrino a juego con el ramo. Rosas de pitiminí blancas, que nunca fallan, y brunia dorada para un resultado elegante.