Arbolande en Love & Vintage

¡Pero qué bien lo hemos pasado en Love & Vintage! Cuando Cristina (Cristina&Co), Bibiana (Bibiana La Lía) y Mónica (SomethingOld) nos propusieron participar en la primera feria de bodas vintage nos imaginábamos que iba a ser una feria bonita ¡pero no tanto! Muchísimas graciaspor el buen trabajo y la dedicación que habéis puesto en este proyecto, ¡sois las mejores!

Estamos muy contentas con la experiencia y muy agradecidas a todos los que os acercasteis a conocer nuestro trabajo. No imagináis lo felices que nos hacéis sentir cada vez que nos decís cómo os gustan nuestras flores, os sorprendéis al oler una rosa y os quedáis asombrados mirando cualquier detalle. Es algo que no se puede expresar con palabras.

El Palacio de Santa Bárbara parecía una auténtica casa de cuento, la inspiración te invadía a cada paso que dabas. No sabías dónde mirar ¡era todo tan bonito! Las propuestas de los expositores eran impresionantes ¡qué nivelón de feria!

Lo mejor de todo fue el buen ambiente que se respiraba. Da gusto estar con profesionales que son tan buena gente. Nos hizo mucha ilusión volver a ver a viejos amigos y también poner cara a grandes profesionales que hacen un trabajo maravilloso.
Nos enamoramos de la ropa de niños de Castlebaby, de las fotos de Bossanova WeddingsMomenta Bodas, de los dulces de Feliz como un regalizNice PartyFairy Cakes. De los detalles de Oui OuiMaría Ingelmo. De los preciosos vestidos de Marcela Mansergas y los tocados de Oh!Anami. Y de la simpatía de Borja de Poncheville Catering, Keyla de Tendencias de Bodas y las chicas de Vip Comunicación.

¡Y qué decir de nuestros vecinos de carpa! Parecía que nos conociéramos de toda la vida: Belle Pouppe, Finca Las Margas, Options, Studio Krrusel, Flores en el columpio y Teatro Lírico de Muñecas.

¡Lo pasamos fenomenal!

Ha sido una experiencia muy gratificante. Gracias a todos por los buenos momentos que nos habéis hecho pasar durante estos tres días. Estamos deseando que llegue la siguiente edición.

Love & Vintage Feria de Bodas

Si os vais a casar, ¡tenéis que venir a Love & Vintage! ¡Va a ser la feria de bodas más bonita!
Aunque tu boda no sea una boda de estilo “vintage” no importa. Aquí vas a ver muchas propuestas interesantes y tendrás la ocasión de conocer a fantásticos profesionales como Nice Party, Maison Pom Poms, Fairy Cakes, Poncheville Catering, Finca Aldeallana, Castlebaby, Pol Núñez, Bibiana la lía, Cristina&co… ¡y muchos más!

Además tendréis ocasión de ver por dentro el maravilloso Palacio Santa Bárbara (Plaza de Alonso Martínez) y disfrutar de sus rincones. ¡No podían escoger un lugar mejor para celebrar la primera feria de bodas Love & Vintage!

¡Estamos emocionadas por participar en la feria!! Ya estamos preparando un montón de cosas para enseñaros… ¡No podéis faltar!

Un ramo de novia silvestre: Trini

Hoy Trini, una de nuestras novias del pasado verano, nos ha enviado unas fotografías de su boda. Son tan bonitas que os las teníamos que enseñar. Tienen una atmósfera especial, de calma, y una luz muy, pero que muy bonita.

El bouquet que diseñamos con Trini tenía un aspecto como “recién cogido del campo”. Los capullos de lisianthus y el astilbe le daban ese aire silvestre que Trini quería conseguir. Añadimos unos crisantemos bicolor en tonos rosas, unas flores sencillas pero con un carácter muy acorde. Y todo atado con encaje antiguo.

Trini, muchas gracias por compartir con nosotros unas fotos tan bonitas.

(Imágenes de Pedro Zamorano Fotografía).

Editado: Trini nos cuenta su experiencia en su blog. Muchas gracias por tus bonitas palabras y por compartir con nosotras un momento tan importante para ti.

El ramo de Nuria: algo prestado

Hay novias que se casan con el vestido de su madre. Otras con los pendientes de su abuela. Pero, ¿conocéis a alguna que se haya casado con el ramo de su hermana? Nuria es una de ellas.

El día de tu boda la tradición dice que debes llevar algo azul, algo prestado, algo nuevo y algo viejo. Nuria no sabía qué llevar que fuera prestado. Su madre se acordó del ramo de novia que llevó su otra hija,Virginia, hace ya 12 años. ¡Qué nadie se asuste! Fue un ramo de novia de flores preservadas. Virginia lo conservó desde entonces y le propuso a su hermana volver a llevarlo. A Nuria le encantó la idea, le hacía mucha ilusión e iba a tener un significado especial para ella.

¡No podía faltar el prendido para el novio! De hortensia y hiedra preservada.

Se pusieron en contacto con nosotras para restaurar el ramo de novia de Virginia. Después de tantos años algunas flores se habían estropeado y el ramo había perdido su forma. ¡Nuria debió confiar mucho en nosotras para imaginarse cómo quedaría su ramo de novia!

Rehicimos el ramo entero sustituyendo las flores que estaban en mal estado y aprovechando las rosas y los verdes. También cambiamos la empuñadura vieja por una nueva que fuera a juego con el vestido de novia de Nuria.

“Sí, sí, es mi ramo, ¡y fue el de mi hermana!”

Aquí podéis ver el antes y el después de la restauración. ¿Qué os parece el resultado?

El ramo de Ana: peonías y dalias

Durante este verano hemos hecho bastantes ramos de novia y éste es el que realizamos para Ana.

Una de las flores estrella del verano es la peonía: tooooodas las novias os queréis casar con un ramo de peonías. No nos extraña, tan romántica, tan grande, tan delicada ¡es espectacular!
Pero hay otra que no se queda atrás: la dalia, la reina del verano, con un montón de variedades a elegir, a cada cual más bonita.

¡El azul! Qué mejor sitio que en la empuñadura del ramo de novia. Y con alfileres de colores.

La peonía y la dalia son las flores favoritas de Ana, por lo que no podían faltar en su ramo de novia.
Así que juntando ambas flores y añadiendo más color con unos claveles y un puñado de craspedias… ¡voilá! Un ramo de novia a la carta para Ana: pequeño, de flores redondas, colorido y lleno de vitalidad.

 Prendido para que el novio fuera bien guapo