Un ramo de novia azul: la boda de S&C

Se dice que las novias tienen que llevar algo azul. Y Sandra eligió este color para sus zapatos y su ramo de novia. No lo hizo por cumplir la tradición, sino simplemente porque le gusta y se identifica con ese color.
¿Y porqué hortensias? Pues por algo tan bonito como es un recuerdo familiar, ya que su abuelo siempre tiene hortensias en la puerta de su casa en León.

Fotografía: Olga Zamorano

Fotografía: Olga Zamorano

Como Sandra quería un ramo de novia diferente, y las flores silvestres son sus preferidas, a las hortensias le añadimos trachellium, cardos azules, craspedias y frutos de anémona pulsatilla.
 Un ramo de novia original, lleno de texturas y campestre, rematado con arpillera y una tira de encaje antiguo.

Prendidos para el novio, padres y paje, coordinados con el ramo de novia.
Fotografía: Olga Zamorano
Fotografía: Olga Zamorano

Flores para el coche de novios
Carlos y Sandra se casaron en la Ermita de la Virgen del Puerto de Madrid. Es una iglesia pequeñita con un gran retablo dorado, por lo que para no sobrecargar la decoración preferimos no usar un gran número de flores en el templo. Un par de centros verticales a ambos lados y dos cestos con flores sobre el altar. Todo en los tonos blanco y púrpura del allium, crisantemo y antirrhinum.
Fotografía: Olga Zamorano

Parte de estas fotografías son obra de Olga Zamorano, una artista con su cámara.