UNA BODA SÚPER: M&G

Flores boda

La boda de María y Gonzalo fue una boda tan personal, tan divertida y diferente, que teníamos que compartirla con vosotras.

M & G no querían una boda convencional, querían celebrar su boda en “petit comité“, con su familia más cercana y sus mejores amigos.

Un tío de María tenía el lugar perfecto: un chalet en la sierra, con piscina, donde poder estar a sus anchas y hacer todo lo que quisieran.

En un principio, como su boda iba a ser muy familiar e informal (vamos, que no era una boda, sino una fiesta), María no se había planteado llevar ramo. Pero unos días antes de la boda, cambió de vestido y pensó que ese nuevo vestido necesitaba un ramo de novia. Y entonces nos llamó, seis días antes del día B.

En la reunión que tuvimos, el mismo lunes de la semana de su boda, nos contó que la celebraban en el campo, que iba a ser una boda muy familiar y que quería que su ramo de novia fuera “sencillo, campestre y diferente“.

Esa tarde María me contó qué colores le gustaban y cómo se imaginaba su ramo. Yo le fui enseñando flores que podían encajar con lo que buscaba y así, entre las dos, tomando un café, diseñamos el que sería su ramo de novia.

Aunque querían una boda sencilla e informal, tuvieron claro que los detalles eran importantes. Y eligieron proveedores con los que se sentían cómodos, que encajaban con el tipo de boda que querían celebrar, y que fueran de los mejores en lo suyo.

Tenían claro que, tener una boda sencilla, no significa que tengas que renunciar a la calidad. Y por eso contaron con grandes profesionales: Marcos Sánchez fue el encargado de no perder un detalle de ese día, Sarah Miller se encargó de que María estuviera espectacular, Motha preparó una comida para chuparse los dedos, y Xugar’s Oven fueron los artífices de la tarta nupcial, que no sólo era para enmarcar, ¡es que estaba riquísima!

M & G son muy fans de la estética de los comics de Súper Héroes y querían que todo alrededor de su boda tuviera que ver con esa temática: desde las invitaciones hasta la tarta. Se encargaron personalmente de organizarlo todo ¡no se olvidaron de un detalle! Su prioridad fue crear un ambiente relajado para disfrutar al máximo de ese día y que los invitados se lo pasaran tan bien como ellos.

¡Y vaya si lo consiguieron! Viendo las fantásticas fotos de Marcos Sánchez no dudamos que fue un día inolvidable y ¡muy divertido!

María y Gonzalo, muchas gracias por hacernos formar parte de un día tan especial.

P.D. Si quieres saber más sobre cómo M & G prepararon su súper boda, no te pierdas el blog de María: mdenoche.

Y si también te gusta cuidar los detalles y no quieres dejar las flores de tu boda en manos de cualquiera….

Flores para una boda súper

Flores para una boda súper

Flores para una boda súper

Flores para una boda súper

Compartelo